Si te vas a cambiar de casa, seguro que te vienen muy bien estos consejos para empacar ropa en una mudanza.

La ropa la utilizamos a diario, por eso en un cambio de vivienda necesitas tenerla localizada y lista para ponértela. Así que si no sabes cómo embalarla a la hora de mudarte, sigue leyendo y no tendrás ninguna duda.

Hacer limpieza de las prendas que ya no utilizas

Una mudanza es un buen momento para hacer limpieza de las prendas que ya no utilizas. Y con ello re ahorrarás espacio en tu nuevo hogar, además tendrás menor volumen de cosas que empacar.

Las camisetas, pantalones, jerséis, etc. que no quieras conservar, si están en buen estado, puedes regalarlas.

Ordenar por separado la ropa de cada miembro de la familia

Ordenar por separado la ropa de cada miembro de la familia es muy útil para colocarla en tu nueva casa.

Si lo haces así, después cuando abras las cajas no te harás un lío separándola y terminarás mucho más rápido.

Separar el vestuario que utilizas habitualmente

Algo importante para evitar estresarte es separar el vestuario que utilizas habitualmente del que te pones de forma ocasional.

Clasificar la ropa que te vas a cada día, te ahorrará el tener que estar abriendo varias cajas para encontrarla.

Embalar la ropa en fundas

Embalar la ropa en fundas de plástico o tela te ayudará a conservarlas en perfectas condiciones durante el traslado. Sobre todo, pon especial cuidado en las más delicadas como los trajes o vestidos para celebraciones.

Al envolverlas añade bolsitas anti humedad especiales para ropa, te asegurarás de que estén protegidas y la tela no se dañe.

Empacar la ropa en cajas

Una vez esté bien organizada y en fundas, es hora de empacar la ropa en cajas de cartón o plástico.

Puedes escoger cajas diferentes para guardar la ropa, a las que utilizarás para todo lo demás. Y así las tendrás siempre localizadas.

Procura introducir las prendas lo más extendidas posible, así aunque estén guardadas varios días, se arrugarán lo menos posible.

Etiquetar las cajas con  nombres

Para localizarla durante la mudanza y que ordenarla sea más sencillo, lo ideal es etiquetar las cajas con los respectivos nombres. Con esto, cuando cada miembro de la familia esté buscando su ropa, la encontrará más rápido.

Durante una mudanza es conveniente optimizar al máximo el tiempo para ir realizando todas las tareas necesarias sin agobios. Por eso, si necesitas ayuda para empaquetar ropa y demás pertenencias durante una mudanza, cuenta con nosotros.

Buenas estrategias de limpieza antes de una mudanza

Una mudanza puede estar llena de caos y generarte estrés. Sin embargo, teniendo algunos consejos de limpieza y organización, podremos llevarla a cabo de una forma eficaz.

¿Necesitas estrategias de limpieza antes de una mudanza? Sabemos que cuando tenemos que cambiar de vivienda se sufre mucho estrés y ansiedad. La sensación de desorden se apodera de nuestros nervios y todo parece caos y desorganización.

Tenemos que enfrentarnos a la limpieza general de la casa que dejamos y de la que entramos a vivir. Por eso, aquí tienes unas estrategias de limpieza antes de una mudanza que te serán muy prácticas y efectivas.

Buenas estrategias de limpieza antes de una mudanza

Paso a paso y de arriba a abajo

Para empezar, aunque parece una obviedad y es de sentido común, es bueno comentar que si vives en una casa con dos plantas, la limpieza general debe empezarse por la planta alta. De este modo, puedes terminar y dejarla perfecta para entregarla sin ensuciar constantemente la de abajo.

Además, empieza a limpiar por un cuarto cualquiera y ciérralo cuando esté terminado. No trates de hacerlo todo a la vez, ya que podríamos acabar ensuciando lo que estaba ya limpio y desordenando lo que estaba ya organizado.

Cajas con etiquetas

Si hay algo común en toda mudanza es la sensación de incertidumbre y desorden. ¿Dónde estará aquella lámpara? ¿Dónde hemos guardado aquellos documentos? Si no quieres llevarte algún disgusto perdiendo algo de importancia, te aconsejamos utilizar cajas etiquetadas para cada grupo de enseres.

El orden y la organización es la base del éxito en una mudanza. Una manera de mantener una organizada la limpieza es utilizar cajas de almacenaje para el traslado. Ahorrarás tiempo al limpiar si empacas con orden tus cosas, incluso, puedes numerar y anotar el contenido general de cada caja de cartón.

La limpieza antes de una mudanza… también de emociones pasadas

En cada traslado que hacemos en nuestra vida, no solo se mueve el mobiliario, también se remueven emociones y sentimientos. El apego por esa vivienda, el fin de una etapa en ese barrio o ciudad, etc.

Los objetos también llevan una carga de emociones en nuestros recuerdos. Por eso, otro tipo de limpieza es deshacerte de lo que quieres dejar atrás en tu vida. Emociones pasadas que ya no te aportan nada hoy.

No temas desprenderte de objetos a los que llevas una vida quitando el polvo. Aprovecha para tirar, vender o regalar todo eso que de alguna forma te ata a otra etapa de tu vida que ya ha pasado.

El presente es lo único que tenemos, no te dejes condicionar por malos recuerdos y compra algunos nuevos muebles para empezar esta nueva historia. Una nueva etapa empieza con esperanza

¿Y en el nuevo hogar? Habitación, cocina y baño

A la hora de ponernos a limpiar nuestro nuevo hogar puede resultarnos un trabajo cuesta arriba. Es inimaginable la cantidad de rincones y objetos que tenemos que mover y también aparecerá mucha suciedad que no esperábamos.

Establece la prioridad en el baño, la cocina y la habitación. Dedica atención a los lugares de difícil acceso para que sea más cómodo cuando ya estés instalado en tu nuevo hogar.

Puedes aprovechar que la casa está despejada para limpiar paredes, esquinas de los techos, aires acondicionados, etc. Y, sobre todo, los rincones de la cocina y del baño (mampara, cajones, inodoro, extractor, etc).

Además, hacer una limpieza exhaustiva también sirve para conocer el estado en que se encuentra la casa. Es el momento de ver qué es lo que necesita un arreglo o una puesta a punto.

.

VENTAJAS DE MUDARSE EN NAVIDAD

 

1.- Disponer de vacaciones: es una época del año en la que puedes juntar días para hacer tu mudanza sin prisas ni estrés. Aprovecha esta ventaja para planificar bien tu desplazamiento.

2.- Vacaciones de amigos y familiares: si tú tienes vacaciones, ¿por qué los tuyos no? Tira de tus encantos para que tus allegados empaticen y te echen esa mano que tanto vas a necesitar. Incluso si tienes familia que viene a visitarte…

3.- Crear un nuevo hogar navideño:  Cuando termines de colocar todo, por fin podrás sacar los adornos de Navidad. Tu hogar será mucho más cálido. Te servirá para encontrar esa calidez que al principio puedes

 

 extrañar de tu antigua vivienda.

4.- La mejor época del año para donar y ser solidario: puedes hacer limpieza de tus cosas y donar lo que ya no necesites. Seguro que hay muchas personas que pueden beneficiarse de ello.

5.- Empezarás el año en un nuevo hogar: el factor psicológico del famoso “año nuevo, vida nueva” se verá ampliamente cumplido con un cambio de esta magnitud. Será un refuerzo positivo en tu vida.

Todos conocemos a alguien que en estas fechas ha tenido o tiene que hacer algún tipo de mudanza debido a un cambio de domicilio, o lo mismo eres tú, querido lector, quien se encuentra inmerso en este proceso de traslado de objetos personales y mobiliario. Para muchos  la palabra mudanza produce pánico. Es un proceso no muy divertido y siempre queda entre nosotros la preocupación de tenerlo todo preparado a la hora de empaquetar y que no se nos olvide nada. Es por ello que en Acción Mudanzas enumeramos algunos errores comunes que todos cometemos o hemos cometido alguna vez a la hora de realizar una mudanza para que no volvamos a caer en ellos:

Hacer la mudanza de golpe

La ansiedad por hacer la mudanza de manera rápida nos impulsa a querer hacerlo todo sin darnos cuenta de todo lo que queremos transportar. Es recomendable establecer una lista de prioridades y deshacernos de aquello que en realidad no utilizaremos.

Cajas sin etiquetado

Aunque parezca obvio, no siempre etiquetamos o clasificamos nuestras pertenencias, lo que puede robarnos tiempo a la hora de organizarnos y colocar nuestros objetos en nuestro nuevo hogar.

Usar cajas grandes

En el proceso de la mudanza tenemos la falsa creencia que eligiendo cajas grandes acabaremos con ella antes y ahorraremos espacio… error. Dificulta el transporte y posteriormente es más difícil clasificar los objetos una vez que los colocamos en nuestra nueva casa. ¿Has tomado nota?

Nuestro equipo trabajará para que sea  la menor de tus preocupaciones.

Consejos para una mudanza perfecta

Hacer una mudanza nunca ha sido tarea fácil, tanto si es una mudanza personal como si es un traslado o cambio de oficina y, por tanto, los empleados también están implicados. Como sabemos que es una tarea engorrosa, queremos que organices al máximo tú tiempo y que conozcas algunos consejos y trucos, para que ¡sea todo un éxito

5 consejos de mudanza

Sabemos que las mudanzas o traslados son uno de los factores que causan mayor estrés así que, para evitarlo, toma nota de estos 5 consejos de mudanza, para que sea lo más llevadero posible.

Consejo 1: Aprovecha la mudanza para limpiar

Antes de empezar una mudanza o traslado es importante deshacerse de todos aquellos objetos que no necesitemos en la nueva oficina o el nuevo domicilio. Sin olvidar, además, que conviene ir reduciendo la comida que tenemos almacenada en casa.

Y no solo consistirá en deshacerse de los artículos que ya no nos hagan falta, sino que deberemos guardar y separar los objetos esenciales, como documentación importante (contratos, facturas, documentos bancarios, etc.) para evitar que se extravíen durante el traslado.

Consejo 2: Comprar cajas para mudanzas

Este consejo puede parecer una tontería pero, ser desorganizado y no tener en cuenta este punto puede traerte más de un dolor de cabeza a posterior. 

Consejo 3: Protege bien todos los artículos

No únicamente será importante empaquetar los objetos y electrodomésticos en cajas de mudanza resistentes y etiquetarlas correctamente para que el traslado sea más organizado y sepas qué contiene cada caja y para qué habitación o espacio será.

Es importantísimo proteger bien los objetos más delicados, con material protector para poder rellenar las cajas.

Consejo 4: Haz fotos para recordar la posición de cables o tornillos

Otro de los consejos más interesante es el de guardar bien los pequeños objetos, como tornillos, clavos y otros artículos que pueden extraviarse fácilmente. Y, para los líos de cables, haz fotos a todos los objetos electrónicos para que los vuelvas a montar rápidamente.

Consejo 5: ¡Mucha paciencia!

La paciencia con la que nos enfrentamos a la mudanza es determinante. Se debe tener una actitud positiva y no estresarte en ciertos momentos. Trabaja en equipo y organizadamente para que la mudanza sea todo un éxito y lo tengas todo bajo control.

Y si te trasladas de oficina, recuerda avisar a todos tus clientes y proveedores.

Tu mudanza o traslado será mucho más sencilla teniendo en cuenta estos consejos. ¡Di adiós a los dolores de cabeza y al estrés que producen las mudanzas!

¿ Te mudas? ¿ Tus plantas van contigo? Mucha  atención este post por que no es lo mismo mudar un mueble que un ser vivo. Las plantas, por su fragilidad, necesitan de ciertas condiciones para resistir el transporte. El cuidado y la atención son imprescindibles.

Los daños y la muerte del vegetal pueden evitarse si se siguen algunos consejos. La facilidad de transportar cualquier objeto en cajas o plásticos no existe cuando hablamos de ellas

 

  • Unos días antes, reduce el riego o anúlalo de manera que la planta se preparará para el movimiento y aguantará más.
  • La mejor opción es llevarlas uno mismo encima durante la mudanz, para que sufran el menor daño posible. Pero si se tienen muchas plantas o el trayecto es muy largo, eso puede hacerse pesado e imposible y no quedará más remedio que meterlas en cajas. En ese caso, hay que tomar algunas precauciones para que el vegetal no muera.
  • La caja no debe quedar cerrada herméticamente, hay que hacer agujeros para que respiren.
  • Deben dejarse siempre para el final de la mudanza, que sean las últimas en cargarse. Así se evita que otras cajas u objetos puedan aplastarlas o rozarlas de manera excesiva.
  • Colocar el cartel de frágil y asegurar la maceta con elementos de protección, como burbujas o espuma de poliuretano.
  • Si la planta es muy grande, mejor cortarle algunas hojas y tallos ya que de todas formas se quebrarán en el viaje.
  • Sacarla del vehículo en cuanto se llegue al destino y dejarla reposar en un lugar tranquilo después de regarla.
  • Si la mudanza es internacional seguramente no resistan al viaje, y menos si se trasladan en avión. Si el transporte se hace demasiado difícil o imposible, mejor regálalas a algún vecino porque de lo contrario, seguramente morirán. Puede que tu nuevo destino signifique un cambio drástico de clima y condiciones para tus plantas. Infórmate siempre antes de viajar para decidir si las llevas o no.

Siempre puedes contratar nuestro servicio de mudanza especializado en el transporte de plantas ya que su embalaje y trato es muy cuidadoso, por eso en Acción Mudanza te damos estos consejos para que todo sea mucho mas fácil

Sobrevive a una mudanza con niños

¿Cómo podemos hacer la mudanza menos estresante para los niños?

1. Háblalo, independientemente de su edad

Es posible que los niños te parezcan ajenos a todo el estrés que los rodea, pero son muy astutos. Evitar el tema de la mudanza no les protegerá; de hecho, puede servir para avivar sus miedos.

Habla de la mudanza con tu hijo sea cual sea su edad. Hasta el más pequeño puede entenderlo si le haces un dibujo para colorear o ensayas cómo será la mudanza con Lego o camiones de juguete.

2. Reconoce tu propio estrés

Antes de pedir a tus hijos que no se estresen, piensa en cómo puede haberse visto afectado tu comportamiento y si ellos van a adoptar también tus miedos.

Recuerda que los niños siempre están escuchando y se enteran de tu ansiedad, así que ten cuidado con las conversaciones que pueden escuchar.Que escuchen las cosas que te hacen ilusión, no las que te preocupan.

3. Implica a tu hijo

Lo más fácil para asegurarte de que los niños no se sientan aislados es involucrarlos en el proceso (aunque parezca que lo que van a hacer es ralentizarlo).

La clave es mantener a los niños activos para que sepan lo que está ocurriendo. Que los mayores ayuden haciendo listas y marcando cajas para especificar su contenido. Esto les ayudará a sentirse parte del proceso.

4. Hazlo divertido

La administración de la casa no es que sea la perspectiva más excitante para un niño, pero trata de hacerlo divertido y relevante para sus intereses.

Dales una caja de cartón para que puedan decorarla y personalizarla bien de cara al día de la mudanza. Ellos mismos podrán guardar ahí el día de antes sus artículos más preciados de los que no se quieren separar. Peluches especiales, juguetes favoritos, sus mejores libros y juegos, etcétera. Todo esto debería permanecer con ellos y así lo pueden desempaquetar al instante.

5. Mantén la misma ropa de cama

A veces son los pequeños detalles (que los adultos pasan por alto) los que disgustan a los niños que están acostumbrados a un tipo de hábitos.

Antes de la mudanza, deja que se familiaricen con objetos (colcha, sábanas) que huelan a ‘casa’ para que su sueño no se vea interrumpido por eso».

Si tu hijo duerme siempre con un juguete, manténlo a mano, que no vaya a parar a una caja con el resto de cosas.

6. Organiza visitas familiares

Cuando se hayan  mudado, es importante que la nueva casa dé una sensación de seguridad lo antes posible. Ver caras familiares les dará más sensación de hogar.

Invita a  familiares y amigos para que tus hijos los vean. Si viven demasiado lejos, prueba a hacer videollamadas.

7. Asegúrate de que mantienen el contacto con sus amigos

Uno de los mayores miedos que quizás tiene tu hijo es que va a ‘perder’ por completo su vieja vida y todo lo que había en ella, así que tranquilízalo diciéndole que va a seguir en contacto con sus amigos y compañeros de ahora.

Invita a sus amigos para que vengan a casa e intercambien números de teléfono para que no sientan que están cerrando la puerta a su antigua vida.

8. Y ayúdales a hacer amigos nuevos

Además de preocuparse por perder el contacto con la gente que le rodea ahora, el concepto de hacer amigos nuevos en un lugar nuevo puede ser abrumador para el niño, así que trata de apoyarle.

Igual que sugiere en el punto anterior  invitar a sus nuevos compañeros a casa. Participar en asociaciones locales (de deporte, teatro, lectura) puede ser una forma genial para conocer a amigos potenciales con intereses similares.

10 TIPS PARA HACER TU MUDANZA MAS FACIL

En Acción Mudanzas te damos 10 tips para hacer tu mudanza mas fácil!! Por que sabemos que puede ser estresante

1. Tira o regala lo que no necesites: Ahora nos encontramos con la ocasión perfecta para deshacernos de cosas que no utilizamos , no nos sirven o no necesitamos. Sería conveniente que empecemos de cero, una nueva etapa!!

2. Compra o busca materiales: Tener cierta previsión será fundamental, ya que será necesario disponer de cajas, papel y plásticos que llevan burbujas para envolver; así como también cintas adhesiva y periódicos para envolver.

3. Empaquetar: Quizás, es uno de los pasos más importantes durante el proceso de mudanza. Es importante realizarlo con anticipación para no llegar al estrés que antes hablábamos y que por supuesto queremos evitar. Deberíamos empezar por las cosas que menos utilizamos y después ir dejando para el final otros de más uso. Así, empaqueta cosas como: las cosas de navidad, la vajilla de invitados, instrumentos de cocina, libros. Lo más importante será trabajar por áreas y por cajas, organizandolas según las habitaciones o lugares de nuestro nuevo hogar.

4. Numerar o nombrar cajas: Una vez empaquetadas las cajas, ponerle un número o nombrar las cajas, es decir, poner una letra o un signo nos será de gran ayuda. Lo más importante será que las marcas o números sean visibles y entendibles. Además, estaría bien colocar esta marcación en función del lugar de destino y su importancia.

5. Crear listas de objetos por cajas: Cuando estamos cerrando las cajas y marcándolas, estaría bien crear listas con el contenido de cada caja. Es paso nos servirá de gran ayuda a la hora de desempaquetar las cajas, porque si durante la mudanza necesitamos alguna cosa , ya sabemos donde ir a buscar.

6. Colocar primero muebles y seguidamente cajas: Independientemente de si la mudanza la realizas con una empresa contratada o por cuenta propia, será conveniente colocar primero los muebles porque ocupan parte del espacio y se tendrá más claro cómo se colocarán el resto de objetos en cada habitación. Además, las cajas en un primer momento se podrán dejar amontonadas en casa habitación.

7. Herramientas: ¿Ha llegado el día de la mudanza? pues se deberá tener cerca un juega de herramientas por cualquier imprevisto, es decir, quizás necesitamos desatornillar algún muebles o hacer algún arreglar similar.

8. Últimas cajas para empaquetar: Como bien hemos indicado antes, dejar para el último momento las cosas más necesarias será una buena idea. Ya que durante el embalaje seguramente necesitaremos cosas del baño, sábanas, pijama… Como también, algo para desayunar o comer.

9. Desempaquetar: ¡Por fin! Hemos llegado a nuestro nuevo hogar y tenemos hecha la mudanza. Ahora toca deshacer el trabajo hecho. Este puede que sea otro momento estresante, pues no te anticipes. Abrir caja a caja y colocar todo en su lugar será la forma más eficaz. Sigue la organización explicada en los primeros tips y será un éxito. ¡Ánimo!

10. Disfrutar del nuevo hogar: ¿Trabajo acabado? Pues ahora a disfrutar del hogar y descansar. Si se han seguido todos los pasos, el estrés, la desorganización y los nervios no formarán parte de tu mudanza.

SUBIR